Ciudad Victoria, Tamaulipas
Rosa Elena González
Vida Diaria




Maky Ortiz, los morbosos, y los desvergonzados
14/10/2013


Ahora resulta que el exhibir la negligencia, misoginia, discriminación, irresponsabilidad, falta de ética y de compromiso social es morbo…  ver para creer.

Resulta que el líder de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud, en un exceso de locura, cinismo o falta de profesionalismo, pidió a las autoridades que se le finquen responsabilidades penales y se sancione “conforme a derecho” a quien tomo y subió a las redes la fotografía de la joven mazatleca, IRMA LOPEZ AURELIO, al momento que daba a luz en el jardín del Centro de Salud de Jalapa de Díaz, Oaxaca.

Dice el dirigente sindical de salud que la fotografía es un acto de morbo,  además que el fotógrafo  no ayudo a la parturienta, y agrega, que por culpa de la gráfica quieren linchar al personal de la clínica cuando ellos no son culpables, y la pregunta es,  ¿entonces en los Centros de Salud no son responsables de brindar  asistencia médica?, por supuesto que sí, es su deber y obligación.

Dar vida es un acto sublime, ningún ser humano lo puede ver con morbo, claro, las bestias inconscientes que no ven el dolor ajeno quizá si lo vean de esa manera, tal y como lo vio el lidercillo que más que de salud debe de ser de irresponsables.

El coraje del liderzuelo es que la fotografía mostro el mal manejo de las políticas públicas en salud, la indiferencia, frialdad e irresponsabilidad de quienes atienden las urgencias médicas donde muchas veces  más que atención la gente recibe desprecio además de trato inhumano  para  los que menos tienen y no pueden defenderse, claro, como les exhiben  ahora quieren cobrar venganza pidiendo se sancione al fotógrafo, cuando los que deberían de responder ante las autoridades administrativas y judiciales es el personal del hospital por atentar contra la vida.

Vergüenza le debería dar al lidercillo decir semejantes barbaridades, digo, no es problema de la sociedad verlo mal dirigir un sindicato que no respeta lo establecido en nuestra Carta Magna, pero si el que no le cumplan con lo que marca en el sentido de que todo mexicano tiene derecho a recibir servicios de salud de calidad.

Lo que debería hacer el liderzuelo es aclarar donde quedó el expediente de IRMA LOPEZ porque hasta hoy no aparece en los archivos de la clínica, así, como si la mujer no existiera, ¿Dónde está la justicia social que tanto se pregona? no es posible que se siga maltratando a nuestros indígenas que son la esencia misma de la nación.

Desde luego, el siguiente paso del lidercillo de la sección 35 del sindicato de salud es, número uno, pedir una disculpa a la joven madre mazatleca porque no se le brindo atención, se  le expuso y pudo perder la vida y la de su hijo, dos, ver que se sancione por misoginia, discriminación e irresponsabilidad a quienes no le brindaron ayuda, incluyendo al director del hospital, tres, exigir al secretario de salud de Oaxaca y al mismo gobernador GABINO CUE mayor infraestructura y personal para cubrir las necesidades de salud en la Entidad, en lugar de andar pidiendo castigo para quien tomo la fotografía reveladora.

Nadie sabe lo que paso por la mente de ELOY PACHECO, quien fue el encargado de tomar la gráfica, quizá también debió pedir auxilio para la parturienta, pero si no se hubiera tomado la fotografía nadie se enteraría  de la suerte de IRMA y seguramente ella se hubiera puesto de pie con su bebe en brazos con el dolor en el alma y el lazo de comunión entre una madre y su hijo, el cordón umbilical como testigo de la indiferencia oficial.

La fotografía muestra  el dolor y miedo de una madre por perder a su hijo, es el rostro de la vergüenza, los ojos de la indignación, pero también es la imagen viva de una mujer fuerte entregando vida asistida solo por la naturaleza.

La fotografía despertó la indignación colectiva y se esperaba que el caso de IRMA sirviera para que otras mujeres no corrieran su suerte, pero las redes sociales dan cuenta que la semana pasada otra mujer indígena dio a luz en la recepción de un Centro de Salud en Teotihuacán Puebla donde paso dos largas horas pidiendo auxilio sin ser atendida.

Ya es tiempo de que las autoridades de salud se apliquen, que en las Cámaras de Senadores y Diputados los encargados de las Comisiones de Salud, Atención Indígena, Equidad de Género, además de los Institutos de la Mujer, de una vez por todas se pongan a trabajar y desquiten el oneroso sueldo que les paga el pueblo.

El caso, allá en Oaxaca, a los tamaulipecos también no dolió y nos avergonzó porque  somos culpables en parte, por haberle dado poder a una Senadora que es presidenta de la Comisión de Salud en la Cámara Alta y que no es capaz de levantar la voz para pedir cuentas.

MAKY ORTIZ DOMINGUEZ también debe responder al pueblo, la Senadora panista ni siquiera fue capaz de manifestar su inconformidad en contra del sistema de salud de Oaxaca, de perdió hubiera enviado unas palabras de aliento en las redes sociales que tanto utiliza para dar a conocer su “trabajo” en el Senado, a IRMA con el compromiso de darle seguimiento a su caso.

Con la indiferencia de la Senadora MAKY ORTIZ, presidenta de la Comisión de Salud en el Senado, más la morbosidad del lidercillo de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud, y la irresponsabilidad de GABINO CUE que puede equipararse a la insensibilidad y discriminación del personal administrativo y médico de la clínica que no le brindo la atención a la joven madre mazatleca al momento de su parto, con todo eso queda claro que se vive en el país de la simulación, donde los encumbrados, sean del color que sean, cobran mucho y viven como reyes mientras el pueblo sufre como mendigo.



Correo electrónico del autor: vida.diaria@hotmail.com
Mapa del SitioContactanos Email
© 2011 - 2012 Todos los derechos reservados. Meridiano de Hoy,
Compañía Periodística Nacional.
Resolución Mínima 1024 X 768