Ciudad Victoria, Tamaulipas
Oscar Contreras Nava
Tendencias




Adrián, un colosista de verdad
17/06/2014


Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Cuando Luis Donaldo Colosio Murrieta eligió al economista Adrián Gallardo Landeros como uno de sus asesores en la Cámara de Diputados, lo hizo porque sabía de su capacidad, inteligencia y responsabilidad, pero tenía que ponerlo a prueba.
Esto le permitió conocerlo mejor y después por su lealtad y conocimiento del proyecto que estaba elaborando lo impulsó, para que fuera el dirigente de los jóvenes priistas de México.
El sonorense siempre supo que el tamaulipeco tenía las características de un verdadero líder político y luego lo becó, para que intelectualmente absorbiera en el extranjero los ideales democráticos que defendía.
Sin embargo, vino la tragedia y Adrián tuvo que detener su carrera política a lado de Colosio, así que estuvo en el DF un breve tiempo y después se puso en manos de sus adversarios.
Manuel Cavazos Lerma y Tomás Yarrington Ruvalcaba quienes lo conocía muy bien siempre supieron que si lo dejaban crecer, los rebasaría por su sagacidad política y capacidad para integrar a gente de valor a su equipo, por ello tenían que quitarlo del camino a la buena o a la mala.
Primero, Manuel Cavazos Lerma siendo gobernador lo invita para que sea su coordinador de asesores con la idea de hacerlo candidato del PRI a diputado federal por Matamoros, pero al momento de la definición lo traiciona como todo un cobarde.
Después, Tomás Yarrington Ruvalcaba siendo gobernador acepta que sea Administrador de la Aduana de Matamoros, pero Adrián sin saber que era el “jefe de jefes” cae en la trampa y aquel le avienta la jauría para aterrorizarlo y para que nunca vuelva más a Tamaulipas así que al final ambos se salieron con la suya y lo alejaron del estado.
Con el tiempo Adrián supo reponerse de esos episodios y ahora de esa historia ni se acuerda, pero sus amigos los que siempre estuvieron a su lado aún lo hacen ocasionalmente, porque saben que Manuel y Tomás se encargaron de cortarle las alas, que un buen día Luis Donaldo Colosio le había puesto y sabían que sí lo dejaban libre y con vuelo, los podría borrar del panorama político.
Pero bueno, está brevísima historia de Adrián Gallardo y su devenir por Tamaulipas la comentamos, porque ahora que estuvo en Matamoros dando una conferencia magistral sobre las reformas estructurales que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, ha propuesto, su anfitrión en el estado, el dirigente del PRI en Tamaulipas, Rafael González Benavides le dijo con un tono muy marcado:
Adrián… Matamoros es tu casa.
Y por supuesto que al escuchar esta frase, el ahora presidente de la Fundación Colosio vio pasar de manera fugaz por su mente, los amargos trances que vivió con sus paisanos Manuel y Tomás, quienes siempre lo hicieron a un lado para que no los quitara del camino y ahora como “nada es para siempre” la sabia historia política los ha puesto en su lugar que está donde nunca debieron salir.
Dicen que Adrián Gallardo, al hablar en la toma de protesta del nuevo presidente de la Fundación Colosio de Matamoros dijo:
“Debe quedar clara la actitud de reconocimiento al liderazgo del gobernador Egidio Torre Cantú y de apoyo irrestricto a su mandato porque en la medida que le va bien a Egidio Torre, nuestro amigo, le va bien a Tamaulipas y le va bien a Matamoros”.
“En la Fundación Colosio y en el PRI nacional a Egidio Torre no le regateamos un milímetro las decisiones que deba tomar a favor de Tamaulipas, sino que de antemano siempre le decimos, cuente con nosotros, cuente con la Fundación y cuente con su partido, porque sabemos que lo mueve la buena fe”.
Con ello, Adrián demuestra que nunca ni por un momento, Luis Donaldo Colosio Murrieta se equivocó para elegirlo como uno de sus colaboradores más cercanos. Su humildad al reconocer el liderazgo del gobernador Torre Cantú lo demuestra y esto es una lección política que les deja a los colaboradores del mandatario estatal, quienes regularmente en los eventos ni lo mencionan a él ni al presidente de la República.
Así que su presencia en la fundación que lleva el nombre del que fuera su jefe, lo honra y lo enaltece, con su actitud y eso lo sabe muy bien y no puede ni siquiera con el pensamiento, quedarle mal aunque ya no viva más.
En fin, si la justicia divida existiera, Adrián Gallardo Landeros debería ser el próximo candidato del PRI al gobierno de Tamaulipas, porque representa la esperanza de lo que Luis Donaldo Colosio siempre quiso hacer en México y en Tamaulipas, para trasformar y continuar con la construcción del Tamaulipas que Todos Queremos Tener: seguro, humano, competitivo y sustentable. Ni más ni menos.

http://signos-contexto.blogspot.mx



Mapa del SitioContactanos Email
© 2011 - 2012 Todos los derechos reservados. Meridiano de Hoy,
Compañía Periodística Nacional.
Resolución Mínima 1024 X 768